domingo, 15 de noviembre de 2009

COSAS CHORRAS

Pues ya me he actualizado a Mandriva 2010. Linux me mola un huevo. No tengo necesidad de “piratear” ningún programa, tampoco lo tenía antes. Con Mandriva tengo todos los programas que necesito de serie y puedo utilizar, gracias a Wine, cualquier otro programa raro de Windows sin tener instalado guindoous.

Desde que utilizo este sistema operativo, ya van casi para los dos años, solo me preocupo de currar con él. Pocos problemas comparado con el de Bill Gates, al que he amado y odiado en igualdad de fuerzas.

Pues nada, gracias Bill.

lunes, 2 de febrero de 2009

TEMAS

En días pasados podría haber dedicado alguna entrada a la "guerra de espías" que ronda a Dona Esperanza, algo de lo nuevo de Obama, a la subida de la luz (puede que a este tema sí lo haga), a los diez condenados por adulterio en Irán, y a otras muchas cosas que están pasando en la actualidad.

No lo he hecho porque tenía otras cosas más urgentes que hacer y bastante se comenta en la red al respecto. En realidad, de nuestras "redes" de amigos no sale. Y debemos dar gracias a que "entre nosotros" , por lo menos, nos es útil. No nos cambiará nuestro modo de pensar, pero nos sugerirá otras ideas y nos sentiremos satisfechos de que nuestros amigos en red comparten también sus puntos de vista.

A veces nos enfadamos, pero es más bien con nosotros mismos, por no haber sabido comunicar lo que queríamos comunicar de forma clara. Es el día a día de un bloguero que cree que está realizando una función social. Aunque la mayoría de veces sea una reflexión propia que saldrá fuera de cuatro pantallas. Aun así ya es un logro estar todos los días al pie del cañón sin que te quedes con la mente en blanco.

Pues en blanco me he quedado cuando pretendía impulsar mi "Bolsa de Ciencias". Tenía material preparado que he recogido de otros blogs y que quería reunir en el mío como recordatorio y fuente para otros temas; relacionados con los avances tecnológicos de nuevos materiales, nuevas técnicas y descubrimientos que tuviesen que ver con la energía y el medio ambiente.

Lo tengo aparcado. El "copy-paste" me aburre y necesito ver otras informaciones para complementar ese "copy-paste" que servirá de base para cada tema. Es lo menos que puedo hacer para "enriquecer" las informaciones ya publicadas por otros.

De momento seguiré recopilando material. No me encuentro con ganas de darle al coco. Ya veo lo complicado que viene a ser llevar varios blogs al mismo tiempo. Ya me lo había avisado mi buen amigo bit.

En fin, tiempo al tiempo.

sábado, 24 de enero de 2009

FOSGLUTEN REFORZADO

De pequeñito estudiaba en una academia privada. Allí aprendí con 5 añitos eso de "mi mamá me mima", "la pipa de mi papá" y cosas por el estilo con la primera cartilla escolar. Sobre todo aprendí, como todos los demás, a esquivar hostias, reglazos y objetos voladores variados, algunos en forma de ceniceros triangulares dorados, de aluminio, con la marca "Zinzano". ¡Un buen vermut!.

La academia estaba dirigida por un director, ex-republicano de derechas, que tenía la mano más ligera que un látigo. No podía ejercer como maestro en las escuelas nacionales porque era de los "depurados". De los pocos que se salvaron del paredón. Era el que nos daba clases de historia, geografía, lenguaje y formación político-social. La verdad es que nos daba pánico. Le encantaba sacarnos a la pizarra y nosotros encantados de evadir nuestras mentes en un caparazón blindado a prueba de golpes. Nos decía que señalásemos en el mapa el Ebro y nosotros levantábamos la mano metiendo el dedo en cualquier punto del mapa, de tela enrollable. La vista no la quitábamos de su escritorio para percibir las vibraciones sismicas que anunciaba la llegada inminente de un huracán de hostias, que variaban en intensidad y emoción, según variaba su color facial del pálido al rojo, del rojo al azul, del azul al rojo y del rojo al pálido de nuevo. Desfogado volvía a la mesa, mientras se abrochaba la hebilla del cinturón, guardaba la regla o se volvía a desarremangar los puños de la camisa... y empezábamos de nuevo. ¡A ver, señáleme usted el Ebro!.

Pero el tema iba por lo del Fosgluten. Resulta que con 10 u 11 añitos nos cambiaron el "sistema educativo" y los exámenes que nos hacían hasta entonces, del Plan 1.967, debíamos convalidarlos con un examen final, realizado en un Instituto de secundaria donde acudíamos los alumnos de los colegios privados. Creo que estaría por el Tercero de Primaria de aquella época. El caso es que era la primera vez que salíamos de aquel antro para medir los conocimientos adquiridos.

Recuerdo que por aquella época, en la Telefunken en blanco y negro de mi casa, pocas habían entonces, salía una publicidad que garantizaba una "supermemoria" a toda prueba. La conseguías tomando unas pastillas llamadas Fosgluten Reforzado, a base de fósforo y otras vitaminas. Lloré como un niño ante mi madre, era un niño entonces, para que me comprase esas pastillas, jurándole hasta eso de ayudarle a fregar los platos. Accedió y yo empecé mi tratamiento de "supermemoria".

Llegado el día de los exámenes, dos o tres días completos de martirio, estaba preparado para todas las pruebas que se me presentasen. Unas semanas después llegaron los resultados.

¡Fue fantástico!. Aprobé con suficiente Religión y Formación Cívico-Social (Formación del Espíritu Nacional). Las demás, todas la demás, incluida la gimnasia, suspendidas.

Luego me acordé que con tanta pastilla me había olvidado de estudiar. Eso si, la publicidad no mentía. Desde entonces jamás me he olvidado del Fosgluten Reforzado.

Nota: Nadie suspendía Religión y Formación Cívico-Social. Era peligroso que los alumnos de algunos colegios privados suspendiesen esas asignaturas..

viernes, 23 de enero de 2009

NUEVA OLA

Sabéis, los que me habéis seguido asíduamente que no tengo carné de partido político alguno. También sabéis que desde las pasadas elecciones municipales me decidí a colaborar con el PSOE como simpatizante.

Colaboré con algunas agrupaciones socialistas de los alrededores de Valencia y al final me centré en una. Perdonad que no ponga nunca nombres ni de localidades ni de dirigentes, en realidad no tiene importancia, ellos sí lo saben y algunos leen mi blog.

El caso es que necesitaban apoyo para editar un boletín periódico y puse mi tiempo en ello. Sabían que no me gustaba su forma de hacer política a nivel local, pero me dejaban hacer. Era de los pocos que admitían participar en sus reuniones a nivel ejecutivo sin ser afiliado. Tampoco trataré lo que allí se ventilaba.

Les decía que debían renovarse, salir a la calle sin miedo y dejar paso a los jóvenes. Recientemente se renovó la comisión ejecutiva local y un grupo de jóvenes entusiastas se hicieron cargo de la agrupación. Incluso se crearon las Juventudes Socialistas por un grupo de jóvenes ajenos, hasta entonces, a la vida de esa agrupación.

Hoy me han invitado a participar con la nueva ejecutiva en los asuntos de prensa y propaganda. Llevaba un montón de folios mecanografiados sobre el boletín, la página web que pusimos en marcha en su momento y un nuevo boletín de comunicación interna para mantener al día los que no estaban al tanto de las nuevas comunicaciones por internet.

Había llegado a la reunión con un poco de retraso y me encontré con gente joven trabajando como antes no lo había visto. Tenían ya perfilado un nuevo número, nueva maquetación, tipografía y temas.

Cuando expuse el proyecto que me habían encargado, prácticamente hablé demasiado. Ya tenían en marcha y mucho mejor de lo que yo esperaba su propio proyecto, que en realidad superaba al mío. Por una parte me sentí desplazado, pero por otra me alegré de encontrar un entusiasmo y unas ganas de trabajar en equipo no vistas hasta entonces. Llegó un momento en que casi mi presencia estaba de sobra.

Alguien pidió que les explicara cómo sin ayuda de nadie y sin medios habíamos sacado a la calle hasta 10 números y recuperado votos en algunas barriadas perdidas en años anteriores. En mitad de mi exposición el nuevo secretario me dijo que bien , que tomaban nota, pero que eso ya era el pasado, que con lo nuevo iban a ganar seguro. La verdad es que me indigné y la gota vino con un ¡dejemos las batallitas!. Permanecí callado hasta el final y me pidieron otros trabajos para la página web y para completar el boletín que iban a sacar inminentemente. Ellos notaron que había un "extraño" en su territorio. Los "viejos" con los que colaboré anteriormente ya no estaban y , realmente, sentí que mi tiempo ya era completamente mío. No me necesitaban para nada.

Es curioso que precisamente uno de los que más intentaba influir por la "renovación" de caras y proyectos, aunque no fuese afiliado, quedase excluido del nuevo proyecto, justamente por ser "viejo" también. La media de edad no superaba los 30 años. El más joven tenía 18 años y la más mayor 34. Yo era el único que no cuadraba. ellos lo notaban y yo también.

La cosa ha quedado en tablas. Tienen un proyecto, un programa, una organización, un calendario y un medio de comunicación. Los objetivos los tienen señalados y con compromiso de evaluación periódica. Es precisamente lo que yo quería, casi me sentía uno más de la agrupación. De hecho tienen la ficha de afiliación preparada desde hace tiempo y me la han presentado de nuevo hoy.

He decidido que ya no hago falta. Los lenguajes son distintos tanto como las ambiciones. Y como no tengo interés alguno en presentarme candidato a nada, lo mejor es retirarme y así se lo he comentado al principal responsable... pero estaba en otros asuntos.

Nada, tendré más tiempo para mi puñetero blog y es posible que ello me devuelva mi independencia inicial, la que mantuve durante 15 años antes de votar a Zapatero por primera vez.

jueves, 22 de enero de 2009

SOBRE NÚMEROS

Una de las cosas que más me fastidia es tener que utilizar cifras sobre las cuales redacto los artículos en Blog de Carolus. Al utilizar varias fuentes no coinciden nunca ni de coña. Es por lo que tengo que elegir un número, por ejemplo, 11 millones de parados en Estados Unidos, cuando las referencias son 7 millones según otros.

Llega un momento en que te haces un batiburrillo de números y cifras y pones lo que en ese momento más crees que se ajusta a lo que escribes. Que no coincidan esos números que pones con los que se ha leído en otras fuentes te resta credibilidad, pero es el riesgo que corres cuando en este puñetero país cada cual se asigna el número que más le conviene.

Para mí lo más importante es la idea que quieres transmitir, las cifras siempre varían en el mismo momento en que las pones. Pero te sienta mal, muy mal, poner algo que no coincide con el común de lo que se supone debería ser oficial y conocido.

Sé que mis escritos son largos y a veces muy incómodos de leer. La consecuencia lógica es que se abandone la lectura en sus primeros párrafos. Es algo que debo corregir y algún día aprenderé. Esto es un continuo aprendizaje.

Espero que me perdonen los obsesionados con los números y las cifras "oficiales". Corregir lo escrito llevaría mucho tiempo y aún a pesar de perder cierta credibilidad que se supone tenerla, espero que cada lector sepa buscar sus propias cifras y sus propios números y que se quede con el contenido general de lo que busco expresar al escribir.

Que le sirva para algo al lector es lo que se busca. Aparte de dar cancha a mis "desbordantes" pensamientos. Sin ánimo de coña ¡Eh!.

martes, 13 de enero de 2009

OTROS CAMINOS

Adaptada la nueva plantilla a tres de mis cuatro blogs (Blog de Carolus, Carolus Confidencial y Bolsa de Ciencias) me encuentro vacío y hastiado. La pretensión era desvincularme progresivamente del contenido político del Blog de Carolus.

La verdad es que la política me tiene harto, siempre la misma historia. Pero lo peor es que ya no tengo tiempo, ni lo encuentro, para "documentarme" como lo hacía hace un par de años. No es que ahora no lo haga, sencillamente ya no busco contrastar en dos o tres fuentes como mínimo, ver la información base en varios medios de comunicación de diferente color o ideología. Y eso me jode.

Quiero hacer algo diferente sin dejar de opinar de forma casera sobre los temas políticos de actualidad. Por eso he reactivado Bolsa de Ciencias para buscar otra motivación, empleando si es preciso el "copy-paste" tan utilizado en los exitosos blogs de tecnología, informática y demás. No sé lo que saldrá pero esa es la intención.

Carolus Confidencial vendrá a ser algo así como mis reflexiones personales sobre cosas que hago en los blogs, vivencias, temas muy íntimos y no tan íntimos, paridas, locuras y asuntos por el estilo que "no tienen cabida" en mis otros blogs.

Mantendré la Página de Carolus como blog de pruebas para plantillas y widgets, como lo ha venido siendo hasta la fecha y hasta que encuentre otro uso distinto.

El nombre de Carolus salió al azar cuando los nombres que insertaba en blogger iban siendo rechazados uno tras otro porque ya estaban ocupados. Tuve que añadir lo de Primus, Carolus Primus es el seudónimo, por poner algo. Y así quedó.

Mucho tiempo antes, más de cuatro años, había creado otros blogs que sucesivamente iba borrando y algunos quedaron colgados. No me acuerdo ni de sus nombres ni de cómo entrar en ellos, ni falta que hace. Fueron creados tanto en Blogger, Wordpress, como en otros que no recuerdo.

Pocos saben, salvo mis más allegados y algunos lectores con los cuales mantengo correspondencia personal aparte, lo que me cuesta escribir, lo que me cuesta leer mamotretos y lo que me cuesta realizar mis tareas diarias en mi vida privada y laboral. Un maldito cruce de cables producido por el stress y la conjunción de multitud de problemas de todo tipo en un corto espacio de tiempo me dejó "bloqueado" por una temporada hace casi una década. Ello no me impide seguir realizando actividades normales, pero el esfuerzo que dedico suele ser el doble que antes. Salvo eso, todo lo demás normal.

Esto es como una declaración de intenciones, lo cual no quiere decir que lo cumpla. Siempre es bueno marcarse un guión de objetivos, una hoja de ruta por muy esquemática y rudimentaria que sea. Luego el futuro nos marca otros caminos mientras nos empeñamos en seguir los iniciales.

Ya veremos.