viernes, 23 de enero de 2009

NUEVA OLA

Sabéis, los que me habéis seguido asíduamente que no tengo carné de partido político alguno. También sabéis que desde las pasadas elecciones municipales me decidí a colaborar con el PSOE como simpatizante.

Colaboré con algunas agrupaciones socialistas de los alrededores de Valencia y al final me centré en una. Perdonad que no ponga nunca nombres ni de localidades ni de dirigentes, en realidad no tiene importancia, ellos sí lo saben y algunos leen mi blog.

El caso es que necesitaban apoyo para editar un boletín periódico y puse mi tiempo en ello. Sabían que no me gustaba su forma de hacer política a nivel local, pero me dejaban hacer. Era de los pocos que admitían participar en sus reuniones a nivel ejecutivo sin ser afiliado. Tampoco trataré lo que allí se ventilaba.

Les decía que debían renovarse, salir a la calle sin miedo y dejar paso a los jóvenes. Recientemente se renovó la comisión ejecutiva local y un grupo de jóvenes entusiastas se hicieron cargo de la agrupación. Incluso se crearon las Juventudes Socialistas por un grupo de jóvenes ajenos, hasta entonces, a la vida de esa agrupación.

Hoy me han invitado a participar con la nueva ejecutiva en los asuntos de prensa y propaganda. Llevaba un montón de folios mecanografiados sobre el boletín, la página web que pusimos en marcha en su momento y un nuevo boletín de comunicación interna para mantener al día los que no estaban al tanto de las nuevas comunicaciones por internet.

Había llegado a la reunión con un poco de retraso y me encontré con gente joven trabajando como antes no lo había visto. Tenían ya perfilado un nuevo número, nueva maquetación, tipografía y temas.

Cuando expuse el proyecto que me habían encargado, prácticamente hablé demasiado. Ya tenían en marcha y mucho mejor de lo que yo esperaba su propio proyecto, que en realidad superaba al mío. Por una parte me sentí desplazado, pero por otra me alegré de encontrar un entusiasmo y unas ganas de trabajar en equipo no vistas hasta entonces. Llegó un momento en que casi mi presencia estaba de sobra.

Alguien pidió que les explicara cómo sin ayuda de nadie y sin medios habíamos sacado a la calle hasta 10 números y recuperado votos en algunas barriadas perdidas en años anteriores. En mitad de mi exposición el nuevo secretario me dijo que bien , que tomaban nota, pero que eso ya era el pasado, que con lo nuevo iban a ganar seguro. La verdad es que me indigné y la gota vino con un ¡dejemos las batallitas!. Permanecí callado hasta el final y me pidieron otros trabajos para la página web y para completar el boletín que iban a sacar inminentemente. Ellos notaron que había un "extraño" en su territorio. Los "viejos" con los que colaboré anteriormente ya no estaban y , realmente, sentí que mi tiempo ya era completamente mío. No me necesitaban para nada.

Es curioso que precisamente uno de los que más intentaba influir por la "renovación" de caras y proyectos, aunque no fuese afiliado, quedase excluido del nuevo proyecto, justamente por ser "viejo" también. La media de edad no superaba los 30 años. El más joven tenía 18 años y la más mayor 34. Yo era el único que no cuadraba. ellos lo notaban y yo también.

La cosa ha quedado en tablas. Tienen un proyecto, un programa, una organización, un calendario y un medio de comunicación. Los objetivos los tienen señalados y con compromiso de evaluación periódica. Es precisamente lo que yo quería, casi me sentía uno más de la agrupación. De hecho tienen la ficha de afiliación preparada desde hace tiempo y me la han presentado de nuevo hoy.

He decidido que ya no hago falta. Los lenguajes son distintos tanto como las ambiciones. Y como no tengo interés alguno en presentarme candidato a nada, lo mejor es retirarme y así se lo he comentado al principal responsable... pero estaba en otros asuntos.

Nada, tendré más tiempo para mi puñetero blog y es posible que ello me devuelva mi independencia inicial, la que mantuve durante 15 años antes de votar a Zapatero por primera vez.

2 comentarios:

bitdrain dijo...

Amigo Carolus, siento escuchar eso que comentas, porque eso que ha pasado es una lacra de la sociedad actual y del modus operandus de los partidos politicos. Muchas veces surge de ahi mi critica cansina contra los aparatos.

Siempre hay hueco para todos, todos podemos y debemos aportar a la sociedad. Por eso los partidos deben formarse desde la pluralidad de saber reconocer las distintas vertientes y opiniones.

Yo no estoy de acuerdo con las viejas camadas que prescinden de la experiencia de los que se han curtido en la batalla.

Mi principal critica a la era ZP es esa. Los jovenes no pueden tomar las riendas sin dejarse asesorar, deben haber grupos mixtos y demas. Que puede saber un chaval de 18 o 25 anos de lo que pasa en la calle, de la situacion laboral, de lo que es la vida dentro de una empresa, de los golpes que te puede dar la vida, etc, etc...

La vida son etapas y todos debemos aprender de ello.

Mucho animo y sigue batallando ;)

Carolus Primus dijo...

Pues volvemos a estar de acuerdo, bit.

Pero para mí resulta una "liberación" de una responsabilidad que adquirí voluntariamente. Es lo que deseaba que pasase, pero, como es lógico, no me daba cuenta que yo pertenecía al mundo de los que había que "borrar" del mapa.

En fín, el futuro es para los jóvenes. A mi me faltan unos cuantos años para jugar a la petanca o a las cartas.

Creo que hay algunos "veteranos" que ligan en jubilados.com. A ver si me vuelvo verde creyendo ser jóven sin llegar al medio siglo.

Gracias, bit.